Se trata de un laboratorio de diseño, Tacurú Lab que está a cargo de Facundo Argañarás Machón y Gisel Kleiven. El emprendimiento cuenta con tecnología de punta.

OBERÁ. Tacuru Lab, trabaja hace varios años en Oberá, los diseñadores industriales, Facundo Argañarás Machón y Gisel Kleiven se encargan de “vincular a emprendedores, profesionales, estudiantes y creativos con diferentes intereses con el fin de pensar, desarrollar y prototipar ideas”. Argañarás Machón, oriundo de Bernardo de Irigoyen pero residente de Oberá comentó: “el laboratorio de prototipado y diseño es donde buscamos dar respuestas a usuarios o micro emprendedores que quieran llevar su idea a otro nivel”. Al respecto amplió: “nosotros asesoramos desde el principio de la idea y abordamos la problemática hasta la finalización con la marca, identidad y el punto de venta”.

Se nos ocurrió la idea de comenzar a producir y prototipar objetos tratando de dar solución a una problemática que se da en el momento en el que uno se inicia en el diseño; es imprescindible contar con un prototipo para validar esa idea y acceder a financiamiento, esa es la base de Tacuru”, dijo el diseñador industrial. Seguidamente, Facundo explicó: “la idea es trabajar con la comunidad y para la comunidad, nosotros hacemos objetos para los usuarios y no para nosotros; pensamos en las ideas de los otros desde nuestro abordaje del diseño y desde las múltiples disciplinas”.

En cuanto al modo de trabajo, detalló que implementan “tecnologías que se mueven por ordenadores básicamente; contamos con una máquina láser, una impresora 3 D, un router CNC y un plotter de corte de impresión. Esto nos posibilita testear rápidamente las ideas y llegar a un objeto final.” “Los materiales son diversos por ejemplo podemos cortar cuero, metal, madera, enchapado, polifan. Para las pruebas ocupamos materiales económicos y cuando se realiza el objeto final tratamos de hacer lo más parecido posible y funcional”,  dijo Argañarás Machón. Es posible contactarse con Tacuru Lab a través de: https://www.facebook.com/Tacurufablab.

En la actualidad Tacuru Lab intenta implementar la parte de comunicación y gráfica mediante un equipo de impresión con el objetivo de “cerrar todo el ciclo desde la idea hasta la comunicación y venta de los objetos.” Para efectuar una labor íntegra con el producto,  el equipo de Tacuru Lab solicitó el Fondo Semilla “como financiamiento para apoyar este proyecto innovador en la región” con el fin de adquirir más maquinaria. La línea de créditos que se obtiene a través de la Incubadora de Empresas del Parque Industrial de Posadas (INCUPIP), quien los asesora en el proceso.

Para mayor información sobre el Fondo Semilla ingresá a: http://www.pip.misiones.gov.ar/index.php/incupip o comunícate al: +54 0376- 4484404 o bien acércate a la Incubadora de Empresas  (INCUPIP) que se encuentra en el Parque Industrial de Posadas. Sito: calle 62 y 229 - Paraje Nemesio Parma.

Atomic Lab

Otro proyecto que concreta  Tacuru Lab se denomina Atomic Lab que se trata de efectuar el diseño y la realización de prótesis, es una tarea que se hace en otros puntos geográficos y el laboratorio obereño es embajador en la región. Por su parte, Gisel Kleiven contó: “hace unos meses hemos impreso una prótesis para un niño de la ciudad de Posadas y tenemos conocimiento que la está usando. Estamos muy orgullosos por el trabajo que hemos hecho.”

Share/Save/Bookmark