El director de Planeamiento Portuario bonaerense, Máximo Pisa, sostuvo hoy que el proyecto de construcción de un puerto en la localidad de Ramallo “reponteciará” la Hidrovía Paraná-Paraguay en el tramo provincial y “mejorará la competitividad” del sector agropecuario.

“Toda iniciativa privada tratamos de promoverla y facilitarla”, indicó Pisa a Télam, al tiempo que subrayó: “Estamos en contacto con la Municipalidad de Ramallo y los inversores, y la construcción de un nuevo puerto la vemos interesante a los fines económicos de la provincia”.

En el mismo sentido, desde el Ministerio de Transporte de la Nación señalaron a Télam: “Estamos a favor de toda inversión que tenga como fin seguir desarrollando la logística y favorezca la competitividad”.

Se trata de un proyecto de construcción de un puerto de cereales, combustibles y cargas en general, donde el grupo ruso Gazprombank prevé invertir US$ 180 millones, y que significará la creación de 150 empleos directos y un movimiento económico anual de hasta US$ 40 millones en la zona.

Aparte, Uralmash, empresa controlada por el Gazprombank, que produce maquinaria pesada, vehículos de motor y otros productos relacionados con la siderurgia, invertirá otros US$ 5.000 millones en levantar una planta en las inmediaciones del terreno donde se construirá el puerto.

"El proyecto se inició en 2014, pero por diferentes cuestiones burocráticas de la administración provincial anterior se fue demorando hasta paralizarse. Cuando se lo mostramos al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, mostró su interés, lo mismo que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal", señaló a Télam Guillermo Misiano, presidente del grupo argentino PTP, propietario de las 90 hectáreas donde se emplazará la nueva terminal

“Es importante que a nivel municipal se llegue a un acuerdo. Es un tema que se debe dirimir a nivel municipal porque la instalación de un puerto, requiere un nuevo código de ordenamiento urbano. Una vez que lo apruebe el Municipio, será aprobado por la Provincia”, remarcó Pisa.

El funcionario provincial puntualizó que “los puertos privados que tiene la provincia, mueven dos de cada cinco toneladas de carga que se transporta a través de ellos”.

Señaló que “es un volumen importante y más considerando que en los puertos que se ubican sobre la Hidrovía, los privados mueven tres de cada cinco toneladas”.

“Tenemos interés en que esa zona se vea reponteciada. En junio último realizamos un encuentro en San Pedro, donde se analizó la situación de la Hidrovía, y las posibilidades de repotenciar el tramo bonaerense. Por eso buscarnos promover la iniciativa privada en esa zona”, indicó Pisa.

Subrayó que “en el contexto macroeconómico surgido a partir de la nueva administración, los puertos son grandes facilitadores, más con todo el aute que tuvo el campo en estos 20 meses de gestión”.

“Todo lo que sea iniciativa privada, y está en la mejora de la competitividad de los sistemas portuarios, de mayor oferta y acompañamiento del puerto al modelo económico, tratamos de facilitarlo y promoverlo”, concluyó el funcionario.

El puerto de Ramallo asimismo permitirá el ingreso a la Argentina del Grupo Sodrugestvo, también de origen ruso, uno de los mayores comercializadores de soja del mundo, con presencia en la región donde moviliza unas ocho millones de toneladas al año.

Cerca de donde se instalará la nueva terminal se encuentra una mega planta cerealera del grupo Bunge, que todavía no está al 100% de su operación; y al lado otra similar, de la multinacional Dreyfus, también con capacidad ociosa para operar.

La Hidrovía Paraná-Paraguay transporta 15 millones de toneladas al año, pero se espera que en 2018 esa cifra alcance a 20 millones.

Fuente: Télam

 

Share/Save/Bookmark