La llegada de la primavera genera cambios en los hábitos de consumo y predispone a un mayor gasto en rubros como gastronomía, indumentaria y turismo, según relevó un informe sobre Proyección de la Demanda y Consumo elaborado para la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El trabajo realizado por la consultora Focus Market consistió en una encuesta a más de 2.475 personas y un informe de los principales sectores asociados al consumo estacional que reflejan un crecimiento habitual para esta época del año.

El director de la consultora, Damián Di Pace, explicó que “los consumidores argentinos al comienzo de esta estación de primavera están más dispuestos al gasto -en el caso de aquellos sectores con capacidad de ahorro- poniendo prioridad a cuestiones como salir a comer, a renovar el vestuario y a favorecer el ocio y el esparcimiento”.

En ese mismo sentido, la consultora elaboró un ranking de los bienes y servicios que tienen prioridad en la administración de tu gasto al comenzar la primavera, entre los que luego de gastronomía, turismo e indumentaria figuran peluquería, heladería, calzado, gimnasio, perfumería, artículos deportivos y centros de estética.

Estos comportamientos se traducen en un movimiento para los clásicos sectores de gastronomía, indumentaria y turismo, “tres rubros que vienen de períodos sucesivos de caída de ventas y que tienen renovada expectativa de recuperación”, resaltó Di Pace.

CAME informó como parte de su relevamiento mensual que en agosto el consumo minorista cayó un 0,3%, con comportamiento que se mantiene dispar con particular dificultad para indumentaria, gastronomía y esparcimiento, aunque desde la entidad se manifestó que la tendencia es terminar el año con variación positiva.

“En el caso de gastronomía y turismo son sectores que vienen caídos y encuentran en septiembre dos atributos importantes, el ajuste de pensiones y jubilaciones, y el cobro de segundos tramos paritarios en un contexto de desaceleración de la inflación que permite que el poder adquisitivo se recupere para avanzar hacia el gasto en estos rubros”.

Al analizar el comportamiento del consumidor, el informe afirma que “durante la primavera los argentinos salen un 25 % más de sus casas que en el invierno”, y planteó que “para quienes sostienen que el consumo nada tiene que ver con el ánimo de compra esta equivocado. El sol y la buena temperatura vuelve al consumidor un 15 % más predispuesto hacia el gasto que en invierno”.

“La sustitución de hábitos de vida incrementa las oportunidades de compra. El consumidor sustituye el clima cálido del hogar por un incremento de salida a la calle. Reemplaza los encuentros con amigos en su casa y las películas de matinée por una tarde de compras en espacios abiertos y salidas de ocio y entretenimiento al aire libre”, enfatizó.

En particular, para el 21 de septiembre, la encuesta arrojó que el 67% de los argentinos que compran o regalan algo en la primavera lo hace con flores y plantas, el 9% golosinas y el 8% perfumería.

 

Fuente: Agencia Télam

 

Share/Save/Bookmark