Fábrica y repara piezas metálicas mecánicas de embarcaciones y máquinas industriales. La empresa de la familia Sarubbi se dedica a elaborar partes en metal de maquinaria mecanizada de distintas industrias misioneras. Cuenta con la certificación de la Prefectura Naval en su proceso de realización y reacondicionamiento de piezas de embarcación.

POSADAS. La industria misionera Metalúrgica Santa Catalina se fundó en 1976, trabaja en el rubro de la tornería mecánica y se dedica a fabricar piezas de metal que se utilizan en distintas industrias locales. Desde sus inicios, de la mano de Darío Sarubbi elaboró partes para embarcaciones fluviales y se ocupó de la reparación de las mismas, es la única empresa de la provincia certificada por la Prefectura Naval Argentina para dicha tarea.

Las piezas metálicas: bujes, porta bujes, pernos, engranajes, líneas de eje, por mencionar algunas- son requeridas por diferentes industrias -construcción, vial, forestal, productiva- y  otras que en sus procesos incluyan máquinas mecánicas. En el transcurso del 2017, efectuaron piezas para máquinas del área alimenticia y médica. Sus productos se elaboran a pedido,  se adaptan a la necesidad de los clientes. Esto le permite en  varias oportunidades ofrecer repuestos y piezas en poco tiempo y a un menor precio.

Durante sus cuatro décadas de existencia, Metalúrgica Santa Catalina fue implementando nuevos proyectos  y actualmente también fabrican máquinas industriales-no solamente las piezas sino la totalidad de la misma-, como por ejemplo: mezcladora de barro para ladrillos. Asimismo, realizan cintas transportadoras;  fabricación de cilindros hidráulicos y disponen de la posibilidad de efectuar el proceso de prensado de mangueras hidráulicas y elaborar sus terminales y conectores.

“El taller es un mundo” y “el torno es su alma”, aseguraron los hermanos Sarubbi, David y Francisco, la segunda generación a cargo del negocio familiar. En los 41 años de vida la metalúrgica Santa Catalina ha atravesado etapas con menor demanda  por el contexto económico nacional y para sobrellevarlas diversificó sus ofertas. La empresa posadeña cuenta con recurso humano capacitado y amplia experiencia en el área. En un futuro planea trasladarse y anexar herramientas  para mejorar el servicio.

 

Procesos productivos

En el taller Santa Catalina, en primera instancia, el cliente explica su necesidad y hasta puede traer la pieza que necesita armar/reparar/reemplazar.  Seguidamente se selecciona el material (metal) adecuado para la fabricación considerando el tamaño y la dureza. Luego, a partir de metal macizo se corta, ensambla, suelda  y se efectúa el fresado para obtener la pieza final que se insertará en la  máquina mecánica que lo requiera.

En otros casos, se acude al lugar, como por ejemplo  para efectuar la reparación de embarcaciones (líneas de ejes, hélices) o maquinarias.

 

 

Share/Save/Bookmark