Aserradero misionero tiene 26 años en el mercado. Se trata de la empresa Puerta de Misiones S.R.L, ubicada en San José, que comenzó a trabajar en el área foresto-industrial en 1992. 

SAN JOSÉ. El  aserradero Puerta de Misiones S.R.L, inició su labor en el año 1992, siendo una industria familiar, en la actualidad creció. En 2018, cumplen 26° años dedicándose a aserrar madera de pino de bosques implantados, generando piezas de madera que son utilizadas en el área de la construcción y del mobiliario.

Cristián Grygorszyn, gerente de ventas del aserradero Puerta de Misiones, comentó: “se elaboran tablas, tirantes, machimbres, molduras, tableros alistonados, vigas multiláminas y puertas placas.

Como subproducto, desde 2015, se comercializa la biomasa para generar energía en las plantas productivas de té y yerba.” Además, a partir de este último año, la madera es requerida en mayor proporción en la construcción de viviendas estatales.  

Respecto a la materia prima, Grygorszyn contó que se trabaja a partir de un 90%  de bosques de terceros, que pertenecen a pequeños y grandes productores. El empresario misionero explicó que el rollo de madera define la manera en que va ser utilizado, es decir, qué piezas son posibles elaborar a partir de los mismos. Por ejemplo: de un rollo de buen porte resulta una tabla ancha, de un rollo largo se elabora un tirante. “El monte es el que define los productos según las características del árbol”, concluyó. 

En cuanto al proceso productivo, la madera ingresa por toneladas y se producen pies cuadrados, la misma sale aserrada, pasa a los sectores: secadero, luego va a depósito y posteriormente al de manufactura. Actualmente, la producción ronda los 30 mil pies cuadrados por día, que se obtienen en una planta productiva que posee cerca de 7 hectáreas y alrededor de cien empleados, indicó. La industria mantiene un stock.

Sobre la comercialización, se da en un “90% en el mercado interno argentino, sobre todo, en la Costa, en el Sur, Mendoza, entre otras zonas y provincias” y de ser posible se exporta a otros países. El mercado de Brasil requiere piezas específicas, afirmó y marcó que“los clientes solicitan los productos por su calidad”.

Grygorszyn destacó: “es muy importante acercar a los actores, a los empresarios y el gobierno; creo que ese diálogo, y teniendo conociendo desde adentro de los problemas, de las situaciones podemos pensar en planificar como país”.

“El negocio es vender madera en bruto porque hay mucha oferta, mucha competencia”, aseguró y sumó: “desde que se apea el árbol hasta que se termina vendiendo el ciclo es mínimamente de tres meses”. Por ende, “lo mejor que nos puede llegar a pasar es tener materia prima y esto se da gracias a la Ley 25.080 de inversiones para bosques cultivados”.

 “Estoy a favor de que el gobierno de la provincia de Misiones retenga y perciba, entonces queda para el uso local, para nuestras arcas”, afirmó aunque marcó: “Misiones como provincia, más bien la zona Norte realmente tendría que tener un tratamiento especial impositivo”. Seguidamente, indicó: “los impuestos son necesarios para que el estado se pueda administrar” pero son  necesarias “reglas claras, parejas.”

 Acerca del panorama actual, “en estas circunstancias,  lo que debemos hacer es superar el promedio de ventas de los últimos 4/5 años”, finalizó.

 

 

Share/Save/Bookmark