La  industria misionera produce cerca de 1600 m3  por mes que comercializa principalmente en la provincia y en la región.

GARUHAPÉ. Cerámica Garuhupé inició como una empresa familiar misionera,  actualmente la SRL fabrica cerca de 15 variedades de ladrillos cerámicos huecos; que son comercializados a constructoras y corralones  de  toda la provincia,  norte de Corrientes, parte de Chaco y Formosa. Por mes se producen cerca de 1600 m3  de arcilla; mediante el trabajo de al menos 40 personas. Marcelo Scherf, propietario de Cerámica Garuhapé SRL explicó el proceso productivo de los ladrillos cerámicos. Como materia prima “se utiliza arcilla de la región, existen dos tipos de arcillas: una más arenosa de la zona del río Paraná y otra similar al barro ñau que se obtiene de Capioví, Ruíz de Montoya, Puerto Rico y Garuhapé. La arcilla posee un porcentaje de contracción en la cocción muy alto y es difícil de controlar, tiene una tensión natural, por eso se estación y la lluvia y el sol la van mezclando”, detalló el empresario.

En primer lugar se procede a la extracción de las arcillas, que luego son trasladadas a la planta productiva donde se concreta estacionamiento durante al menos un año, se llega a estacionar dos años. El siguiente paso consiste en el secado al sol para que el material pierda humedad, después se deposita en silos bajo techo. Se efectúa el preparado en máquinas donde se mezclan las variedades de arcillas y se necesita un tiempo de estacionamiento. “Hoy por hoy, se hace en 7 días pero lo ideal sería en 30 días. Estamos invirtiendo para poder ampliar este estacionamiento”, indicó Sherf.

Seguidamente se realiza el extrusado donde se le da la forma con moldes y el quemado en un horno continuo italiano que alcanza  los 900 grados de temperatura aproximadamente. “Con la temperatura del horno se le da la consistencia al ladrillo”, señaló Marcelo Scherf y comentó que esta máquina es nutrida por biomasa (aserrín seco) y se programa en una sala de control. Finalmente, se hace el paletizado y embalaje y luego la distribución. La empresa posee camiones propios y contrata otros para entregar los productos. Además, en la ciudad de Posadas, existe un punto de venta de ladrillos cerámicos de Cerámica Garuhapé.

Proceso productivo de ladrillos cerámicos huecos

1) Extracción de las arcillas, dos variedades: arenosa y barro ñau. Traslado a la planta productiva.

2) Estacionamiento de las arcillas al menos un año.

3) Preparación: se mezclan las arcillas mediante maquinaria. A) Breve estacionamiento: 7 días.

4) Extrusado en diferentes moldes de acero y cerámica.  A) Secado.

5) Quemado en horno continuo nutrido por aserrín a alrededor de 900 grados.

6) Embalaje en palets y envoltura con film. Distribución.

 

Share/Save/Bookmark